10 errores a evitar a toda costa en tu perfil de LinkedIn

¡Hola!, Quiero platicarles un poco sobre lo que hago día con día en mi trabajo. Me dedico a “atraer talento” y puedo decirles que es un trabajo muy gratificante aunque no siempre sencillo.

Atraer talento no es solamente publicar una vacante, que te llegue currícula, entrevistar a los candidatos y decidir quién se queda con la posición; en este proceso intervienen muchos factores y de hecho el proceso para buscar a las personas con el perfil ideal para cada posición ha cambiado, se van quedando atrás los métodos más conocidos y anticuados, como las publicaciones en periódicos o el uso de las bolsas de empleo que todos conocemos (OCC, Bumeran, etc) y se abre camino a nuevas opciones en la Web, específicamente el uso de redes profesionales como LinkedIn, Viadeo, etc.

LinkedIn es actualmente la red profesional con mayor número de usuarios en todo el mundo, que tan solo para Mayo del 2013 ya contaba con alrededor de 225 millones de cuentas abiertas y que cada segundo tiene en promedio 2 usuarios nuevos. Desafortunadamente esta herramienta es desconocida por muchos y algunas personas que la “conocen” tienen la idea errónea de que es otra red social parecida a Facebook y por lo tanto la usan como tal, afectando su marca personal ante los ojos de los reclutadores.

Errores a evitar en Linkedin

Así que aquí te van algunos de los errores más comunes en tu perfil de LinkedIn y algunas recomendaciones de cómo evitarlos:

Error no. 1: No poner una foto en tu perfil o poner una foto inadecuada.

Tener una foto en LinkedIn es una manera de anunciar al reclutador que tu perfil está actualizado y le das mantenimiento, además de que genera más confianza. Evita poner fotos de tu perro, de tus últimas vacaciones en la playa, de tu boda, con tu artista favorito, una selfie, etc. Recuerda que LinkedIn es como tu CV en línea pero con interacción constante con otros profesionales. 

Error no. 2: No personalizar el título de tu perfil.

El valor por defecto que aparecerá en el título de tu perfil si no lo personalizas es tu puesto y la empresa más reciente en la que trabajaste o trabajas. Si quieres ser encontrado por un reclutador, ésto no les será de ayuda en sus criterios de búsqueda. Lo más recomendable es poner palabras clave que engloben tu experiencia profesional.

Error no. 3: Usar datos de contacto informales

No hay mucho que explicar en este punto, en LinkedIn no deberías de ser Pepe, Beto, China ni Titino, a menos que Titino sea tu nombre real y sería muy triste que tu mail de contacto sea: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. . Tan solo imagina que te contacta un reclutador y te dice: “China, me interesa enviarte la información sobre una vacante que tengo actualmente, te confirmo tu correo: zexxy- guión bajo- princess (con doble ese)-arroba…” 

Error no. 4: Tener tu información incompleta o desactualizada. 

Me he encontrado con perfiles en donde la gente solo da a conocer los puestos que han desempeñado y las empresas en las que han estado sin detallar sus actividades o logros y perfiles en los que tienen como su empleo más reciente el de 2009. Es un hecho que la mayoría de los reclutadores prefieren siempre contactar a candidatos cuyo perfil es más completo y está actualizado.

Error no. 5: Usar LinkedIn para otros fines 

Algunas personas usan LinkedIn para compartir su estado emocional, para buscar pareja o buscarle pareja a alguno de sus amigos y si haces alguna de estas cosas solo conseguirás que algunos contactos de tu red te bloqueen o que los reclutadores prefieran otros perfiles antes que el tuyo para oportunidades profesionales. 

Error no. 6: Tener pocos contactos

Da oportunidad a otros profesionales a establecer contacto contigo y acepta las invitaciones que te envíen pues entre más contactos tengas en tu red, más probabilidades tendrás de aparecer en los criterios de búsqueda de los reclutadores y es probable que si un reclutador visita tu perfil y ve que solamente tienes 10 contactos asuma que nunca entras a LinkedIn y evite invitarte a participar por una posición que quizás pueda ser tu próximo empleo soñado. Si lo que te preocupa es la seguridad de tu perfil, antes de aceptar las solicitudes de conexión visita el perfil de quien te envió la invitación y checa su información para que tengas más confianza.

Error no.7: Faltas de ortografía en tu perfil

Evítalas en tu perfil y en cualquier lado. Si no estás seguro de cómo se escribe alguna palabra búscala en el diccionario o en internet, ya todo es muy fácil, pero por favor evita que leamos: “Profecional orientado a resultados y egresado de la Univecidad de la Ortografía, con deceos de integrarse a una empresa internasional”. Los reclutadores te evitarán a toda costa.

Error no. 8: Enviar mensajes masivos de búsqueda de empleo

Si estás en una búsqueda activa de trabajo envía mensajes personalizados a los reclutadores que tengas en tu red pero no los pongas a todos en copia en un solo mensaje; se entiende la necesidad de encontrar un nuevo empleo sin embargo enviar mensajes masivos puede denotar desesperación y dar un mensaje erróneo: “A ver si es chicle y pega”

Error no. 9: Navegar en LinkedIn sin libertad. 

En esta red hay una opción para configurar tu privacidad. Si te tocó usar Hi5 había una opción en la que podías ver quién visitaba tu perfil siempre y cuando los demás también pudieran darse cuenta que visitaste el suyo. Lo mismo pasa en LinkedIn, no tiene nada de malo que visites un perfil de vez en cuando, pero si quieres navegar con mayor libertad te recomiendo que configures tu privacidad y selecciones la opción de no saber quién ve tu perfil y por ende evitar que los demás sepan que viste el suyo.

Error no. 10: Tenerle miedo a LinkedIn

Tener un perfil en LinkedIn no significa que estés en búsqueda de empleo, no te preocupes por encontrarte a tu jefe o a compañeros de trabajo, al contrario, solicita que te recomienden o validen tus aptitudes si pertenecen a tu red (también hay una opción para esto). LinkedIn es un mundo y tiene muchísimas opciones para reforzar tu marca personal y tu presencia en el mercado laboral. 

Ahora, ¿Por qué deberías tener presencia en esta red social?

• Porque te permite encontrar talentos nuevos 

Esta es una red donde nos congregamos como profesionales, como figuras públicas y como personas que tienen su curriculum online, esto es importante tenerlo en cuenta porque así como nosotros nos mostrarnos como profesionistas, también podemos encontrar a más expertos.

• Porque puedes encontrar y crear círculos 

Pero es obvio, con solamente encontrar expertos no bastará sino que es necesario crear círculos de ellos y esto porque podremos así hacer un conjunto de profesionales que nos darán visión hacia sus clientes y nosotros se la daremos a los nuestros, armando así un conjunto de negocios, empresas o plataformas online que alcancen a más personas, porque así la competencia será amplia. 

• Porque ayuda al posicionamiento más integral

Y de hecho, sobre esto podemos decir que estamos también en LinkedIn en un medio que nos permite darle oportunidad a leads, a más seguidores y a una plataforma que nos haga ver, porque los clientes potenciales que lograremos al ganar el alcance de los clientes y seguidores de aquellos que integremos a nuestro círculo es importante de considerar, por lo que el posicionamiento tanto digital como en el mercado lo podemos acrecentar con esta herramienta.

Porque ojo, LinkedIn además es una más de las redes sociales que no es recomendable descuidar, porque está dentro de las más relevantes de la web y porque nos permite mostrarnos como negocio, comercio o persona profesional de una forma enfocada en esto y sin distracciones, cosa que en Facebook o Twitter puede ser un poco más complicado.

• Porque no tiene filtros y eso es muy bueno

Si nos percatamos, en Facebook para que las personas nos vean deben primero tener un cierto número de interacciones con nosotros, de tal modo que solamente si han visitado nuestro perfil o nos han dado seguir es que pueden vernos y que se les presentarán nuestras promociones y post más recientes. Esto en LinkedIn no pasa.

Como esta red social no cuenta con filtros, realmente no importa si nos han visitado para que podamos aparecer en su página de inicio y para que podamos tener presencia en su muro, pero claro está, esto no será de a gratis, sino solamente al mantenernos publicando constantemente con la religiosidad con que lo hacemos en el blog.

Como podemos ver, LinkedIn es una red que podemos estar relegando a un segundo plano tras las conversiones que vemos en otras redes más populares, pero en un marketing digital completo no podemos estarnos dando el lujo de que esto nos pase.

Dale chance a esta fabulosa herramienta, actualiza tus datos, mantente al día, sigue a las empresas que te llaman la atención, lee los artículos que publican algunos ejecutivos sobre tendencias de las empresas o los sectores que te gustan, visita su canal de YouTube, baja la aplicación en tu celular y lo más importante: ¡Saca una cuenta si no la tienes!


 Escrito por Laura Bernal Sarabia


Laura es Licenciada en Psicología con experiencia en RRHH y se desarrolla profesionalmente como Sr. Human Resources & Talent Acquisition Specialist en una de las empresas de seguros más importantes a nivel mundial.

Curso de Marketing Digital en Ciudad de México

También te puede interesar esto: